¿Será el Turismo Colaborativo el fin del Turismo tradicional tal y cómo lo conocemos?

23872295983_53e3dc0c44_z.jpg

Fitur 2016 se acerca tímidamente de la mano de la Asociación de Expertos Científicos en Turismo (AECIT) al Turismo Colaborativo y choca la no presencia de este nuevo modelo en la feria, que representa ya un mercado de 40.000M de dólares, prevé alcanzar los 46.000M de dólares en el 2016 y tiene una previsión de crecimiento anual del 31% según un estudio de PwC.  

Las plataformas de turismo colaborativo

Las plataformas de turismo colaborativo son aquellas que ofrecen productos o servicios relacionados con el turismo y que cubren toda la cadena de valor del viajero, desde buscadores de oferta colaborativa como Wonowo,  comparador de alquiler vacacional como Likibu, organización de viajes por locales Vayable, como llegar a tu lugar de destino con Blablacar o Amovens y como moverte una vez allí Social Car o Drivy, guías turísticos como Trip4Real o Greeters, experiencias EatWith o Nautal, intercambio de casas o habitaciones HomeExchange o MyTwinPlace y alojamiento Airbnb, Homeaway, OneFineStay, Couchsurfing o Tujia en China.

homesharing
Tujia la airbnb de China con 310.00 alojamientos y un valor en el mercado de 1.000 M $

Estas plataformas funcionan porque están satisfaciendo las nuevas necesidades de los usuarios, que buscan experiencias locales reales y ofrecen precios más económicos, mejor accesibilidad, mayor oferta además de geolocaliza, gran flexibilidad, son fáciles de usar y están focalizadas en el usuario, incluyendo mayor transparencia y una comunicación más interactiva.

Hasta ahora la economía colaborativa era P2P, pero empiezan a surgir plataformas que están dando servicios a los usuarios de esas plataformas como Hostmaker, que gestiona la limpieza o la entrega de llaves o TimeResQ que te entrega directamente del supermercado una compra mínima standard directamente del supermercado a tu casa/apartamento alquilado.

El sector alojamiento

El alojamiento es sin duda el segmento más importante del Turismo Colaborativo y las cadenas hoteleras internacionales empiezan a preocuparse por el volumen que ya supone. Airbnb tiene actualmente un valor en el mercado de 25.500M de dólares superando a cadenas hoteleras como Hilton o Marriott.

Sólo Airbnb tiene una oferta de más de 1.5M alojamientos en 190 países y ha tenido en el 2015 más de 80M de reservas por noche.

La demanda nacional de alquiler vacacional en España creció un 39% en el 2015 de acuerdo a los últimos datos de Homeaway, 1’7 de cada 10 turistas se alojaron en una casa o apartamento turístico y casi un 40% expresaron su interés en estar en una casa alquilada como alternativa al hotel tradicional.

Captura de pantalla 2016-01-17 a la(s) 22.22.51

Es decir, 4 de cada 10 viajeros podrían alquilar una casa o apartamento durante el 2016, sea un dato real o aspiracional son usuarios que se alejan de la oferta tradicional, lo que significa una pérdida cada vez mayor de cuota de mercado para el sector tradicional.

Ante estos datos parte del sector turístico tradicional se limita a tachar de competencia desleal a este tipo de plataformas y cargan sobre Airbnb, con una visión sesgada de la compañía que ha provocado tal disrupción en el mercado.

Guste o no, Airbnb y a excepción de sus problemas en diferentes ciudades como Barcelona, demuestra una creatividad y una capacidad de innovación sin igual. 

El caso es que el sector hotelero todavía no se ha adaptado como debería al entorno digital según un estudio de Daemon Quest filial de Deloitte y que revela en su Radiografía del sector hotelero en su adaptación al entorno digital”, presentado el pasado viernes día 15 de Enero en ESADE, que la adaptación no es todavía la adecuada, con Hilton y Marriott como las cadenas mejor posicionadas.

Y la transformación colaborativa viene justo después de la digital.

experiencia P2P
Intercontinental hace un acuerdo con Stay.com para ofrecer servicios de guías turísticos.

¿Qué están haciendo los que sí se están adaptando a ese nuevo usuario?

Los más innovadores, empiezan a hacer acercamientos al modelo colaborativo desde diferentes perspectivas con tal de adaptarse a esa nueva realidad.

Inversiones:

Hyatt ha invertido 40M$ en OneFineStay, una startup londinense que alquila casas de lujo y ofrece servicios como el check-in, guardar las maletas de los clientes o poder refrescarse en una de las habitaciones del hotel mientras esperan a entrar en su apartamento/casa alquilada.

Wyndham Hotels cuya marca incluye Ramada y Travellodge ha invertido en LoveHomeSwap, una startup que permite el intercambio de casas.

Acuerdos de colaboración:

Los hoteles W ha hecho un acuerdo de colaboración con DeskNearMe (Coworking company) para alquilar espacios infrautilizados como lugar de trabajo, convirtiendo esos espacios en una servicio más para locales y visitantes, lo mismo ha hecho Marriott con LiquidSpace.

Esto les permite conseguir nuevos clientes, ya que la mayor parte de las personas que reservan el espacio no lo eran previamente, además de diversificar su modelo de negocio, rentabilizar otras áreas del hotel y añadir valor a su propuesta al poner a disposición esos espacios para la generación de sinergias entre locales y visitantes.

Hoteles W

IHG ha hecho un acuerdo con Stay.com, una startup de Oslo, para ofrecer servicios de guías locales.

Adaptación:

Marriott hizo una prueba piloto en 14 de sus hoteles y pidió a su empleados más emprendedores y comunidad local que hicieran propuestas centradas en el área de Food&Beverage, ofreciéndoles 50.000$ y 6 meses para convertirlo en realidad. Una de las propuestas ganadoras fue la utilización de una terraza sin usar para convertirla en un pop-up bar con una marca diferenciada del hotel donde estaba situada.

Intercontinental Hoteles incluye en su web opiniones reales de clientes que le otorgan una mayor transparencia.

Captura de pantalla 2016-01-21 a la(s) 01.31.40.png

 

Marketplace:

Este ejemplo lo encontramos en nuestro país, la cadena hotelera RoomMate creo BeMate, una plataforma que ofrece apartamentos turísticos situados cerca de sus hoteles y a los clientes del los cuales ofrece servicios desde el hotel, como conserjería 24 horas, recogida y entrega de llaves, y consigna de maletas. Además Kike Sarasola propietario de la cadena compró Alterkeys para ampliar su oferta.

O el Hotel Drift en San José California que ofrece las habitaciones de su hotel a través de Airbnb y brinda a sus clientes una plataforma para que ellos creen sus propias experiencias con cocina y espacios comunes para generar encuentros.

No será el primero que veamos de estos ejemplos.

Otros sectores del turismo

Algunas Agencias de Viajes empiezan a plantearse ofrecer servicios y productos a través de modelos colaborativos, compañías aéreas como Virgin hacen acuerdos de colaboración con Airbnb a través de su programa Elevate donde puedes ganar puntos por todas las reservas hechas en la plataforma a través de la web de Virgin Airline.

Captura de pantalla 2016-01-20 a la(s) 17.41.42

Retos del Turismo Colaborativo

El Turismo Colaborativo y la Economía Colaborativa en general muestran unos retos iguales a los que nos hemos encontrado con anterioridad cuando la tecnología permite que los propios ciudadanos se empoderen para producir valor.

Uno de ellos es encontrar compañías aseguradoras que cubran nuevas formas de relación como en el caso de los seguros para conductores. Social Car ha luchado 5 años para finalmente firmar un acuerdo con AXA España para incluir un seguro a todo riesgo especial para todos sus usuarios sin coste añadido. Este es un nicho de mercado por explorar.

El homesharing y en especial Airbnb y Homeaway han tenido problemas en Barcelona siendo la primera ciudad en imponer multas de hasta 60.000€ a cada una de ellas por mostrar en su web apartamentos sin licencia turística, algunas ciudades como Amsterdam, el ayuntamiento ha obligado a Airbnb a adaptarse a las leyes locales de alojamiento de alquiler, como “un gran ejemplo de lo que las ciudades pueden hacer para trabajar con estas empresas”.

El ayuntamiento la ciudad holandesa ha creado recientemente una nueva categoría de establecimiento, llamado “alquiler privado” que permite a los residentes alquilar el alojamiento en el que viven por un máximo de cuatro noches consecutivas con la condición de poseer o tener el permiso del propietario, y los residentes deben pagar el impuesto sobre los ingresos obtenidos, así como un impuesto turístico.

Francia apoya desde el Gobierno el desarrollo de la economía colaborativa con proyectos específicos sobre el tema, como una oportunidad para la innovación y la generación de ingresos y así lo vimos en la mesa redonda que tuvo lugar en el OuiShare Fest Barcelona con Laila Frank del Ayuntamiento de Amsterdam, Jean-François Collin Ministro para asuntos económicos de la embajada de Francia en Madrid y Albert Arias, Responsable del Plan Estratégico de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona. Si quieres ver el vídeo de la mesa redonda puedes hacerlo aquí.

 

Queda mucho camino por recorrer pero esta es una tendencia que ha llegado para quedarse y por las cifras que se barajan, su crecimiento exponencial y la adopción por parte de los ciudadanos estamos ante un camino que ya no tiene vuelta a atrás, el reto para las empresas tradicionales será el de adaptarse lo más rápido posible e integrarlo en su modelo para continuar siendo relevantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s